13 diciembre 2010

Carreras de montaña 2011

A falta de que se concrete la Carrera del Ebro ya hay fechas para dos de las carreras de montaña habituales en mi calendario: la Carrera de Montaña del Río Martín y la Osan Cross Mountain.

La IV Osan Cross Mountain se celebrará el domingo 17 de abril de 2011 y el recorrido será en dirección Yebra de Basa, como los dos últimos años, según explica Samuel en su blog. La VI Carrera de Montaña del Río Martín se celebrará el próximo día 6 de marzo de 2011. Én este caso si hay modificaciones en el recorrido, es un poco más corto y con menos asfalto.

03 diciembre 2010

Carrera de Mularroya 2010 (28-11-2010)

El pasado domingo 28 de noviembre participé en la carrera de montaña de Mularroya, una prueba atlética que se disputa en La Almunia de Dña Godina en la provincia de Zaragoza. Es una prueba parecida a la carrera de Ebro pero un poco mas corta. Este tipo de pruebas discurren por terrenos con desniveles apreciables por pistas o sendas de distinta pendiente y piso, en su mayor parte fuera del asfalto. No son pruebas que se adapten especialmente a mis características pero si son cortas (sobre veinte kilómetros) y no muy duras (no tinen tramos muy empinados sobre todo, en descenso) puedo incluso disfrutar.

Desde junio, cuando corrí los 10K de Zaragoza, no había realizado un entrenamiento continuado por lo que el resultado de la prueba era toda una incógnita. No obstante, como ya había corrido esta prueba en otras ocasiones, tenía información para planificar los esfuerzos. El recorrido era distinto, pero la zona por la que discurría era la misma. Resumiendo se puede decir que es un recorrido en ascenso durante la primera mitad del recorrido y en descenso durante la segunda mitad.

Dividida la prueba en dos segmentos tan claros y conociendo mis prestaciones y estado de forma el planteamineto era mantener el ritmo, sin forzar, en la mitad de ascenso y tratar de correr en el descenso.

Salí con un ritmo cómodo, quizá demasiado cómodo, daba el viento de cara y quería conservar las pocas fuerzas que pudiera tener para correr en el descenso, que conocía, y era muy rápido por pistas de buen piso. Hasta el kilómetro 4Km se corre por pistas entre campos de labor siempre en ascenso pero con pendientes suaves. Sobre el kilómetro 5Km la pista se acaba y comienza el ascenso propiamente dicho por una senda entre pinar muy entretenida y con una pendiente que se deja correr. En esta zona se puede disfrutar del concepto de carrera de montaña. En la última parte del ascenso, del kilómtro 6 al 7, la senda se pone peor, se empina mucho, el piso se estropea, se acaba el bosque y las fuerzas flaquean. En la zona boscosa hubiera podido correr mas pero todavía quedaba mucha prueba para gastar fuerzas. En la parte más empinada la fila de atletas me incomodó mas, todos íbamos andadando pero yo hubiera podido andar mas deprisa, al final me quedé un poco frío, los adelantamientos eran incómodos y arriesgados

Agradecí que se acabara la cuesta arriba, no tanto por el esfuerzo, sino por la posibilidad de coger ritmo de carrera. Al final de la subida se conecta, de nuevo, con una pista por la que se inicia el descenso hasta La Almunia. Salí del sendero con fuerzas y con muchas ganas de correr, las primeras sensaciones eran muy buenas y la estrategia empezaba a funcionar. Los dos primeros kilómetros de descenso del 7 al 9 son realmente empinados y con curvas cerradas, son kilómetros de retener mas que de impulsar, y de tener mucho cuidado en las curvas. Pasados estos kilómetros comienza mi verdadera carrera y me siento realmente bien, estoy disfrutando. No sé lo rápido que voy ni me importa, con el entrenamiento tan escaso y el planteamiento inicial, el tiempo final es lo de menos, sólo busco sensaciones y son muy buenas. Los útimos kilómetros, sobre todo al entrar en el asfalto, se me hacen largos (qué raro¡¡ siempre se me hace largo el último kilómetro, incluso en pruebas cortas ... no sé, tendré que entrenar de otra forma) pero llego a meta entero y satisfecho. Me acuerdo mucho de los 10K de junio... vaya diferencia ¡¡

Finalmente me quedé en el puesto 112 de 275 participantes que completaron la prueba con un tiempo de 1h:08´:44".

Para saber mas:
Club atletismo La Almunia
Comarca de Valdejalon
Qué son las carreras de montaña

27 noviembre 2010

Fin de la Liga Aragonesa de Orientacion a Pie 2010

Habia pasado mucho tiempo desde las dos pruebas de marzo pero, tras el parón del verano, retomé las pruebas de la liga aragonesa de orientacion a pie. Las últimas pruebas se celebraron en los meses de octubre y noviembre, finalizando el pasado 21 de noviembre en Belchite.
De las cuatro pruebas que se celebraron estos dos últimos meses participé en tres: en Valdeguarriana (Zaragoza), Maella y Belchite. Siguiendo la tónica general de la temporada se desarrollaron de una forma bastante similar, buena orientación en general con ataques directos a la baliza y algún fallo, muy puntual, no demasiado relevante. La sensación general es de consolidación definitiva de los progresos de temporadas anteriores. Quizá no he progresado técnicamente pero si en fiabilidadad, sobre todo en la lectura del terreno. He corrido con mucha confianza.
La carrera de Zaragoza (Trofeo del Pilar) se celebró el día 17 de octubre en los pinares de Valdegurriana. Fue una carrera rápida sobre un mapa de cartografía muy familiar. Los relieves eran moderados, los pinares penetrables y el piso compacto. Un terreno favorable a mis características en el que se podía correr bien. Sólo cometí un pequeño error en la primera baliza (la confundí con otra muy próxima) y las sensaciones fueron muy buenas. El resultado final no lo fue tanto, parece que el terreno era bueno para todos los orientadores y, al final, me quedé el 13º clasificado a poco menos de 13 minutos del ganador.
La carrera de Maella se disputaba sobre mapa nuevo, lo que siempre es un aliciente. El día 14 de noviembre, además, salió un día espléndido con lo que la jornada de orientación resultó muy entretenida. El mapa tiene muchos desniveles y el piso es muy incómodo (rocas sueltas y ramas sobre una pendiente pronunciada), pero lo más dificultoso fue la gran longitud de los recorridos.
Conforme discurría la prueba era consciente de lo poco que se adaptaba el terreno a mis características, pero lo peor fue un bache de concentración entre las balizas 13 y 18 que me arruinó no tanto el tiempo sino las sensaciones. Podía ir mas deprisa pero me faltaba calidad en la lectura del mapa y del terreno, lo que se traducía en mayores tiempos y ataques menos precisos a las balizas. Esto me exigió un cambio de chip después del segundo fallo y un mayor nivel de exigencia física en la parte final de la prueba, que terminé muy cansado. Después del gran esfuerzo 2h:18´:23" vino la recompensa, me quedé 6º clasificado, aunque a más de 38 minutos del ganador.
La prueba final de la liga se celebró en Belchite, el dia 21 de noviembre, también sobre mapa nuevo, pero, a diferencia de Maella, salió un día muy malo, con mucho frío, viento y algo de lluvia, aunque conforme se disputó la prueba mejoró mucho. El terreno resultó más cómodo que el de Maella, aunque tuve algunas dificultades para interpretar los criterios cartográficos. Finalmente, tras el error mas serio de toda la temporada en la baliza 4, me centré definitivamente y realicé una prueba muy satisfactoria aunque con ataques menos precisos a las balizas (no encontré la confianza de otros dias en la lectura del terreno). Al final me quedé en 14º posición a 36 minutos del ganador.
Viendo los resultados conseguidos a lo largo de la Liga habría que concluir que he ido de más a menos. En la primera prueba de Luco conseguí 812 puntos, en la última de Belchite 652 con puntuaciones progresivamente decrecientes. La realidad es que la temporada ha sido de gran continuidad y sólo la numerosa y variable participación en la categoría de H-35 ha hecho que las clasificaciones y puntuaciones fueran tan fluctuantes. Al final me he quedado en la posición 17 (de 58 orientadores que han participado alguna vez en la categoría) de la clasificacion general provisional.

Para saber mas:
Club ibon de orientación
Federacion española de deporte de orientacion (FEDO)


17 septiembre 2010

Valoracion pruebas de acceso Tecnicos Deportivos en Montaña y Escalada.Nivel I

Con un año de retraso sobre la planificación prevista he comenzado mi trayectoria dentro de la nueva titulación deportiva de Técnicos Deportivos en Montaña y Escalada (TDME). La formación de Técnicos Deportivos, es una formación reglada de régimen especial de reciente implantación en Aragón, que viene a cubrir un hueco en la capacitación de profesionales dentro de un mercado: el de las actividades guiadas en la naturaleza, muy desregulado y de creciente importancia.

El primer paso es la obtención del Certificado de primer nivel de Grado Medio, común a todas las disciplinas, y posteriormente, en otro curso, obtener el Título de Técnico Deportivo (segundo nivel de grado medio) en alguna de las cuatro disciplinas recogidas dentro de los deportes de montaña: Media Montaña, Alta Montaña, Escalada o Barrancos.

Para acceder a los diferentes cursos es necesario superar unas pruebas físicas y de habilidad específicas para cada nivel y especialidad. Para acceder al Primer Nivel del Grado Medio (el primer curso de esta formación) las pruebas recogidas en la Orden de desarrollo (Orden de 22 de septiembre de 2006) son cuatro, una de resistencia y tres de habilidad, que deben realizarse con una mochila con 10kg de peso. La prueba de resistencia consiste en recorrer un itinerio por terreno de montaña variado de 1500 metros de desnivel positivo acumulado, en el tiempo establecido por el Tribunal, transportando una mochila cargada con 10kg de peso. Las pruebas de habilidad consisten en tres recorridos balizados, de una distancia mínima de 50 metros, que hay que realizar en el tiempo establecido por el Tribunal cargado con una mochila con 10kg de peso, uno por hierba, otro por pedrera y otro con un resalte rocoso.

Con esta información uno hace sus cábalas. La prueba de resistencia no tiene misterio, será mas o menos larga según el desnivel del terreno elegido pero, a mayor distancia mayor deberá ser el tiempo concedido por el Tribunal. Las pruebas de habilidad tienen mas margen de interpretación: ¿qué habilidad se puede demostrar en un terreno herboso? y ¿como se demuestra?; la pedrera es siempre un terreno inestable y los desequilibrios son inevitables en este tipo de terreno ¿que criterios seguirá el Tribunal para evaluar la habilidad?; en cuanto al resalte rocoso, ¿será una trepada?¿exigirá apoyar las manos? (...)

El día 09 de septiembre de 2010 el Servicio Provincial de Educación, Cultura y Deporte de Huesca, por Resolución de 23 de junio de 2010, convocó Pruebas de carácter específico para el acceso al primer y segundo nivel de las enseñanzas de Técnico Deportivo en Deportes de Montaña y Escalada. Me inscribí y allí estuve. El miércoles día 8 nos citaron a todos los inscritos en Alquézar para una reunión informativa en la que Guillermo Arazo (del IES Baltasar Gracián de Graus) hizo una somera explicación de las titulación deportiva y Alberto Campo (de PRAMES) aclaró los requisitos exigidos en las pruebas y los criterios de evaluación. De toda la charla lo que quedó claro es nadie iba a explicar COMO debían realizarse las pruebas, esta titulación exige de una experiencia y práctica deportiva que no se va a enseñar. ESO es lo que se iba a evaluar en estas pruebas de acceso.

Estas fueron las pruebas:
A.- La prueba de resistencia consistió en ascender al Tozal de Cubilars desde el cruce de Santa Cilia en la carretera autonómica A-1227 (muy cerca de Panzano). Eran 1377 metros de desnivel positivo acumulado y una distancia de 11,02 km. El tiempo establecido por el Tribunal era de 3h y 20 minutos (se exigía ascender a un ritmo de 400 metros por hora).
Valoración.- La prueba de resistencia me pareció bastante aproximada a lo que yo esperaba. Cuatrocientos metros por hora con una mochila cargada con 10kg de peso es un ritmo superior al que puede llevar un cliente estandar. No es necesario ser un gran atleta para ser un Técnico Deportivo, hay que tener una buena condición física y transitar por montaña a un ritmo mantenido por terrenos variados de mayor o menor pendiente y de mejor o peor piso.
B.- Las pruebas de habilidad se desarrollaron en las inmediaciones de la cima del Tozal de Cubilars y consistieron:
B.1.- La prueba del resalte rocoso era un pequeño recorrido circular en torno a un resalte rocoso de unos 10 metros de desnivel. Se iniciaba en la parte de arriba del resalte e incluia un destrepe y una trepada que debía hacerse por un pasillo balizado en menos de 1 minuto y 15 segundos. No se podía hacer ningún tipo de apoyo fuera de ese pasillo.
Valoración.- Era la prueba que estaba sujeta a mayor subjetividad por parte del Tribunal. Que el resalte rocoso fuera una trepada entraba dentro de mis cálculos pero el itinerario preparado por el Tribunal me pareció demasiado exigente y peligroso. Incluir un destrepe para valorar la habilidad en un resalte rocoso me parece llevar un poco lejos la prueba del resalte (meter a un cliente por un destrepe ...) pero está en el criterio del Tribunal incluirlo. Pero el destrepe propuesto encerraba cierto riesgo, no tanto por la pendiente (exigente) sino por el tiempo concedido para completar el recorrido, tan ajustado, que obligaba al partcipante a tomar más riesgos de los necesarios en ese destrepe.
B.2.- La prueba de la pedrera era un recorrido sinuoso y descendente por un itinerario balizado de 50 metros (?) que había que realizar en menos de 48 segundos. No se permitían desequilibrios totalmente descontrolados, ni caidas.
Valoración.- Esta prueba de la pedrera me parece muy dificil de evaluar. Es un terreno inestable y los desequilibrios no suponen falta de habilidad. Transitar por una pedrera es siempre peligroso y no hace falta ir deprisa. Debió ser una prueba sin tiempo o con tiempo muy sobrado. Los 48 segundos propuestos hacían que la gente pensara en correr en lugar de pisar correctamente sin tomar riesgos (yo también corrí), absolutamente innecesarios en este tipo de terreno. El pasillo era estrecho y sinuoso con curvas muy pronunciadas, suficientemente exigente para valorar la habilidad: no salirse del pasillo aun con desequilibrios.
B.3.- La prueba por terreno herboso consistió en un recorrido balizado muy sinuoso, en terreno ligeramente descendente, de cincuenta metros (?), que había que completar en menos de 35 segundos.
Valoración.- Me parece innecesaria ¿qué hay que evaluar si debes tener habilidad suficiente para transitar por pedrera?. Era un recorrido en suave descenso sin ninguna dificultad salvo el tiempo indicado de 35 segundos y curvas en pico de mas de 180º.Para hacer el recorrido en tiempo era necesario correr deprisa (yo corrí todo lo deprisa que pude y me costó 28 segundos). Prueba demasiado explosiva, a 1900 metros de altura, después de la prueba de resistencia, con poca exigencia técnica y muchos riesgos: salirse del pasillo balizado por exceso de velocidad en las curvas, resbalar en terreno herboso, tropezarse en la pierna de apoyo por correr demasido deprisa ... Con estos criterios se evaluó velocidad de carrera no técnica de progresión.

Finalmente superé todas las pruebas y recibí la calificación de APTO

Para saber mas:
Tecnicos Deportivos de Monataña Aragon

13 septiembre 2010

BTT-ORIENTACION. Farasdues 12-09-2010

Los vínculos que la sección de orientación del Club de Montaña Pirineos tiene con las Cinco Villas me llevaron a apuntarme en la prueba de bicicleta orientación organizada en Farasdués el 12 de septiembre de 2010. No soy un gran aficionado a la bicicleta, mis prestaciones son discretas y no disfruto mucho de un esfuerzo que me resulta siempre demasido exigente, pero siempre tiene aliciente combinar la bicicleta con el deporte de orientación y, que se celebrase en las Cinco Villas, era motivo suficiente.

He tenido que bucear en mi archivo de mapas para saber cual fue mi última prueba de bicicleta orientación, la menmoria me flaqueaba, y con razón, mi última participación data del 03 de abril de 2005 en la Sierra de La Ginebrosa. Cuando he visto el mapa me han invadido los únicos recuerdos que conservo: cansancio, superado por el relieve y la exigencia física. Han pasado mas de cinco años. El dato es elocuente respecto a mi afición por esta disciplina.

Una vez en la plaza de Farasdués, hablando con Raúl Faure, ya dejo claras mis intenciones: terminar sin sufrir demasiado. No soy ambicioso, sólo quiero acabar sin hacer demasiados kilómetros de más y sin averías mecánicas.

Salgo el primero (a las 9:34AM) y, realmente, me cuesta adaptarme a la cartografía de BTT (más escueta que la de orientación a pie) y a la escala 1:20000. Al leer 1:20000 pienso en grandes distancias y me paso el primer cruce, al reubicarme en el cruce correcto ya he cedido 13 minutos y tengo varios kilómetros de mas en las piernas. Pero aquí no acaban los problemas iniciales, busco referencias adicionales demasiado finas que me descentran, pero lo que realmente ocurre es que sigo pensando en distancias más largas de lo que realmente son. Cuando por fin consigo adecuar las distancias reales con las distancias en el mapa ha pasado exactamente una hora que es lo que me ha costado encontrar las tres primeras balizas (la 33, la 51 y la 54). A partir de ese momento encadeno diez balizas consecutivas sin ningun error. Casi siempre en ligero descenso y sin error en los cruces llego, incluso, a disfrutar. Estas diez balizas intermedias (47,45,42,53,34,41,40,35,55 y 37) me cuestan 1h:11.

Sin embargo, cuando todo parecía terminado, por terreno fácil y pistas rápidas cometo dos nuevos errores, muy similares, al interpretar cruces de pistas. Entiendo que los cruces balizados con dos trazos del mismo grosor son de pistas de igual importancia y me paso dos cruces (balizados de esa forma pero de pistas de diferente importancia), uno en la baliza 56 que me hace salirme del mapa y perder unos diez minutos (me cuesta 18 minutos ir de la baliza 37 a la 56) y otro en la baliza 57 que me hace perder en torno a cinco minutos. Superados los inconvenientes de estas dos balizas tan rápidas ya sólo quedan las dos últimas balizas: la 52 y la 32, que termino sin problemas. En total 3h:02´:19, sin averías mecánicas ni pinchazos. En resumen: algún kilómetro de más, una salida de mapa identificada a tiempo pero, sin grandes agobios físicos y muy cerca de lo esperado.

25 agosto 2010

Els Ports. Peñarroya de Tastavins-Corachar


A primeros de año localicé en una libreria de Zaragoza un libro realmente interesante "La ruta del Tigre en BTT" un pequeño libro que ponía sobre el papel un itinerario en BTT alrededor de Els Ports en cuatro etapas. Me resultó interesante porque la zona no tiene mucha bibliografia, por ser un itinerario en bicicleta y porque abarcaba toda el área de influencia de Els Ports de Beceit en las provincias de Castellón, Tarragona y Teruel.

La cartografia que proporciona el libro es claramente insuficiente para realizar el itinerario pero da pistas sobre las zonas de mayor interés. Estudiando las etapas y sus variantes localicé dos itinerarios factibles para realizarlos a pie por zonas de Els Ports que todavia no conocia. Uno de ellos discurría por la zona más occidental de Els Ports entre Peñarroya de Tastavins y Corachar (Castellón). El otro, por la zona más oriental, entre Arnes y Horta de San Joan.

El itinerario entre Peñarroya y Corachar tiene los grandes atractivos de la arquitectura de Peñarroya, y los paisajes de las Roques del Masmut, el barranco de los Prados y de la comarca de la Tinensa de Benifassá en Castellon. El itinerario entre Arnes y Horta de San Joan el atractivo de los singulares barrancos de Les Valls y Les Estrets d´Arnes. La posibilidad de adentrarme por primera vez en la comarca de la Tinensa de Benifassá fue lo que me decantó por realizar primero el recorrido entre Peñarroya y Corachar.

Preparando la actividad no pude encontrar una cartografía fiable. Los mapas 1:25000 del IGN no ofrecían seguridad sobre la red de pistas y las ortofotos del SIGPAC, con un relieve completamente tapizado de vegetación, no permitian visualizarlas con claridad. Por eso, comencé la actividad con la vaga intención de realizar un recorrido circular siguiendo el antiguo camino entre Peñarroya y Corachar (del que sólo tenía las referencias del libro) para volver por el barranco de los Prados. Las visicitudes de la actividad me llevaron a descubrir una cartografia bastante buena de esta zona occidental de Els Ports que se puede conseguir fácilmente en este sitio web.

Desde Peñarroya de Tastavins iniciaremos el recorrido atravesando el núcleo de población ascendiendo por sus empinadas y estrechas callejuelas. Podremos disfrutar de la colosal arquitectura de piedra de sus edificios más notables asi como de los magníficos aleros y voladizos de madera. Siguiendo la señalizacion de Lo Masmut saldremos del pueblo pasando por debajo de un arco y llegaremos a un peiron. Aquí abandonamos la pista por una senda a la izquierda que atraviesa una dorsal de piedra por una pequña brecha (el antiguo Pont Xafat, puerta abierta en la antigua muralla para acceder al núcleo de población). Al otro lado de la dorsal enlazaremos con otra pista por la que continuaremos ascendiendo hasta llegar a un mirador y panel explicativo. Superado el mirador llegaremos a una bifurcación de pistas y continuaremos a la derecha por la pista, en ascenso, hacia las Roques de Masmut (0,5km). Tras una dura subida alcanzamos un collado con impresionantes perspectivas de la vertiente oriental de las Roques de Masmut y las tablillas indicativas del PR TE 157 que desciende hacia el barranco de Prados para dar la vuelta a las Roques del Masmut. Hasta aquí todo resulta sencillo y bastante conocido (el itinerario PR TE 157 que da la vuelta a las Roques de Masmut es un itinerario con muchas reseñas e información accesible).

A partir de ahora la información escasea y las decisiones son intuitivas, lo más lógico en función del relieve y de la dirección que debo seguir. Continuo por la pista, que asciende en pronunciadas lazadas hacia el Mirador del Masmut. La única información de la que dispongo, obtenida del mapa suministrado por el libro, era que el sendero a Corachar nacia a la derecha abandonando la pista. Asi que con mucho cuidado fui ascendiendo por la pista atento a la margen derecha. En un momento indeterminado, antes de llegar al mirador del Masmut, vi las trazas evidentes de una senda a la derecha sin ninguna indicación ni balizamiento. Con dudas, abandoné la pista y me adentré en el pinar, a los pocos metros un gran cubo de cemento indicaba "Vallibona 6h". Este balizamiento no me sacaba de dudas, Vallibona no era ninguna referencia para mi, pero por lo menos me garantizaba que la senda atravesaba la sierra y podía ser perfectamente la que me llevara a Corachar. Después de realizar la actividad y con el mapa de la Tinensa de Benifassa delante (ya pude ubicar Vallibona en el terreno) descubrí que Vallibona era la verdadera referencia del itinerario y que el sendero que debía seguir era el de la tradicional romeria de Vallibona a Peñarroya, una romeria que no venera ningun santo ni asciende a ninguna ermita por lo que no tiene ninguna referencia intermedia en el itinerario.

La senda discurre por la dorsal que separa los barrancos de los Prados al este y de Moyons al oeste hasta el Zingle de San Jaume, después bordea por el este la Mola de Mitja Vila y, finalmente, desciende hasta la escondida localidad de Corachar. Atraviesa primero el pinar que se extiende por la ladera nororiental del pico de la Creu del Llop, con un trazado suave y muy lineal. Después atraviesa una zona de pastos, de abiertos paisajes en el que destaca, al sur, el cortado calizo del Zingle de San Jaume (atravesar estos pastos, Les Bassetes, donde nos sorprenden espectaculares ejemplares de enebro, y el paisaje nos hace olvidar el trazado de la senda, es seguramente la parte más bonita de la actividad). Y, finalmente, supera el Zingle de San Jaume para conectar con la pista de acceso a Corachar. Al acercarnos al Zingle de San Jaume volvemos a introducirnos en el pinar y, siguiendo el seguro trazado de la senda alcanzamos la escondida vira que nos permite superar el resalte y alcanzar el magnifico mirador superior. Superado el cortado calizo la senda continua al sur hasta conectar con una pista que, bordeando por el este la Mola de Mitja Vila, (siguiéndola a la izquierda) nos lleva hasta la escondida localidad de Corachar.

El tramo final por la pista que bordea la Mola de Mitja Vila se hace largo. La pista asciende hasta el altiplano de la Mola y, después, inicia un largo descenso hasta la localidad de Corachar, que no se ve hasta llegar a las primeras casas, porque está escondida detras de la suave loma en la que se levanta su esbelta y remozada ermita.

El itinerario de regreso a Peñarroya no ofrece dudas. Desde Corachar tomamos la pista que desciende al barranco de los Prados y descendemos por él hasta conectar de nuevo con el PR TE 157 y completar la vuelta a las Roques del Masmut. El retorno es mas largo y monótono pero permite completar un recorrido circular muy elegante y tener nuevas perspectivas sobre les Roques del Masmut.


Tabla de tiempos

14 agosto 2010

GPS (2)

Accidentalmente surgió el tema del GPS y su utilidad. Al respecto yo ya había sacado algunas conclusiones pero no me resultó sencillo concretarlas y exponerlas. Voy a tratar de clarificarlas.
Ya sabemos que el GPS es un receptor de ondas de radio que determina su ubicación en unas coordenadas terrestres a partir de las señales emitidas por una constelación de satélites (NAVSTAR), por tanto, lo único que suministra son unas coordenadas de ubicación. La utilidad del GPS dependerá, por tanto, de la capacidad de cada usuario para dar utilidad a esas coordenadas.
Dos son, básicamente, las formas de dar utilidad a unas coordenadas de ubicación:
A.- Trasladar esas coordenadas a un mapa topográfico y, una vez conocida la ubicación dentro del mapa, tomar decisiones sobre itinerarios en función de la información contenida en el mismo.
B.- Suministrar al receptor GPS unas coordenadas de destino y "navegar" desde las coordenadas de ubicación a las coordenadas de destino.
A.- Ubicar las coordenadas suministradas por el receptor GPS dentro de un mapa topográfico resulta inmediato si el aparato GPS soporta la utilidad de visualización de mapas topográficos digitalizados. En este caso las coordenadas se superponen dentro de la imagen del mapa. No obstante esta utilidad tiene el gran inconveniente del reducido espacio de terreno que puede visualizarse en la pantalla, tan pequeño, que no permite tener información relevante sobre el terreno en el que queremos desplazarnos y por tanto tomar decisiones sobre el itinerario a seguir.
Para solucionar este inconveniente podríamos trasladar las coordenadas suministradas por el GPS a un mapa en papel, un proceso laborioso e incómodo en las condiciones en las que debe realizarse en plena naturaleza. Requiere, por un lado, material para medir con precisión los grados y minutos de las coordenadas y proyectar esas medidas dentro del mapa; y por otro, una superficie plana donde poder desplegar el mapa.
Este complejo proceso de traslación de coordenadas al mapa puede sustituirse facilmente por la lectura directa del mapa que, una vez orientado, y por posición relativa de las unidades de relieve más importantes nos permite ubicarnos con suficiente precisión. Si sabemos leer el mapa podemos renunciar al peso del GPS.
B.- Suministrar al GPS unas coordenadas de destino y "navegar" hacia esas coordenadas siguiendo la flecha de dirección indicada por el aparato es la otra forma de dar utilidad a las coordenadas de ubicación.
El GPS es utilizado básicamente como instrumento de "navegación", es decir para "navegar" siguiendo la dirección indicada por el aparato desde las coordenadas de ubicación a las coordenadas de destino. El software de navegación del aparato nos proporciona información sobre la dirección y distancia a la que se encuentran las coordenadas de destino, sin embargo, esta información no siempre es útil, en primer lugar por los errores de medición del propio GPS y en segundo lugar por las limitaciones que el relieve impone a la "navegación" terrestre.
No podemos caer en la tentación de creer que las coordenadas suminstradas por el GPS nos van a llevar hasta el puente sobre un torrente infranqueable o hasta el collado que nos permitirá franquear un cordal. Los errores de medición del propio GPS que pueden duplicarse al hacer sucesivas mediciones (mi GPS mide con cierto error unas coordenadas medidas por otro GPS con anterioridad con cierto error) pueden dirigirme lo suficientemente lejos de la correcta ubicación del paso para franquear la dificultad que comprometa seriamente la actividad si las condiciones no son favorables (escasa visibilidad, tormenta, dificultades orográficas intermedias...).
Por otro lado la información sobre la distancia es relativa ya que se trata de una distancia lineal entre dos puntos sin tener en cuenta el relieve entre ambos, es decir, las subidas y bajadas que hacen más largo el recorrido. Y por último la facilidad y comodidad de seguir la flecha puede convertirse en una continua fuente de dificultades. La flecha no lee el terreno y puede mandarnos por la pendiente más pronunciada cuando la senda asciende en suaves lazadas por un itinerario poco lógico para llegar al destino; o puede hacernos cruzar un torrente por una zona comprometida cuando existe un vado cómodo o incluso un puente y; en el peor de los casos, puede dirigirnos a relieves infranqueables.

27 julio 2010

18-07-2010 Pico Aspe. II Memorial Fernando Tena


El pasado 18 de julio de 2010 el Club de Montaña Pirineos organizó una pequeña actividad de montaña con el objetivo principal de recordar a Fernando Tena, un amigo, compañero y socio del Club tristemente desaparecido el 20 de julio de 2008 cuando realizaba la escalada de la arista este del Pico Aspe "vía murciélagos". No teníamos ninguna otra pretensión que juntarnos para disfrutar de la pasión que compartíamos con él, caminar, escalar y disfrutar de la naturaleza y de la montaña. En esta ocasión se decidió subir al Aspe por la ruta normal del valle de Aisa.

Un nutrido grupo de miembros del Club y amigos nos juntamos en Jaca a las 8:00AM, desayunamos y salimos sin prisa hacia Aisa y el final de la pista asfaltada que remonta el valle. A las 9:50 iniciamos la ascensión con buen ánimo y buen día. El desnivel y el trazado de la senda iban a exigir de nuestra mejor voluntad.

El itinerario comienza al final de la pista del valle de Aisa. Los coches no pueden llegar hasta los pastos superiores del valle por lo que comenzamos a andar por la pista hasta que esta alcanza los pastos del barranco de Iguer y comienza a llanear. Superado el refugio de pastores de Saleras, que queda a la izquierda, deberemos abandonar la pista, a la derecha, por encima de un pequeño salto de agua en el cauce del barranco. La bifurcación no resulta clara y las trazas de la senda tampoco, pero debemos dirigirnos hacia espolón herboso que divide la parte baja de la cara sur del pico y pronto encontramos el camino.

Hasta la afloración caliza blanca, tan característica de esta vertiente, la senda asciende sin descanso y sin lazadas. En la base del escalón rocoso gira a la derecha buscando la parte más accesible para ascender hasta la brecha que se abre en la parte superior del resalte y que es bien visible durante toda la subida. Alcanzada la brecha comienza el incómodo, pero menos empinado, tránsito por el lapiaz. Lleno de hitos, la travesia de este caos de agujeros y estrías rocosas puede hacerse casi por cualquier sitio, eso sí, dando mas o menos rodeos.

Superado este laverinto de agujeros y estrías rocosas la parte final de la ascensión se ve ya clara y franca, hay que dirigirse hacia el collado que separa el Pico Aspe del Pico Llana de la Garganta y después remontar la arista oeste del Pico Aspe. La ruta es clara pero dura. La arista oeste es empinada e incómoda (por el afilado lapiaz de la parte baja y la roca descompuesta de la parte superior) pero el buen ánimo todo lo vence y, finalmente, accedemos a la ancha cima del Pico (son las 13:00h, nos ha costado un poco mas de tres horas, paradas incluidas).


Las vistas y el recuerdo del amigo perdido llenan nuestro espíritu y reconfortan del esfuerzo realizado. No tenemos prisa por bajar y dejamos que pase el tiempo. Algunos compañeros estan realizando la "via murciélagos" de la arista este y los esperamos hasta verlos aparecer en la cresta cimera. Es momento de disfrutar de las cosas sencillas que nos unen y compartirlas con Fernando esté dónde esté. No puedo dejar de pensar en lo cerca que caminamos de la muerte sin ser conscientes de ello, la muerte de una persona tan capaz y tan prudente es un ejemplo de que los accidentes pueden ocurrir en cualquier sitio y a cualquier persona.


27 junio 2010

PR-HU 95 Panticosa-Ibón de Sabocos-Panticosa


Aprovechando un dia libre, por fin, pude realizar este itinerario que ya hacía algún tiempo que quería hacer. La topoguía que había consultado proponía el recorrido remontando el río Bolática y descendiendo después por las pistas de la estación de esquí. Yo hice el recorrido al revés por dos razones: la primera era que ya conocía el valle del río Bolática por haberlo remontado en varias ocasiones en travesía hacia el collado de Tendeñera y la segunda porque, con la descripción de la topoguía, me iba a resultar dificil encontrar las sendas de descenso hasta Panticosa por el bosque, y la opción de descender la pista del telecabina era menos interesante.

A buena hora inicie el ascenso por la pista de acceso al Area de Petrosos cruzando los puentes sobre el río Caldarés y el río Bolática. Los primeros metros de la pista son muy suaves, sigue la orilla izquierda del río Bolática elevada sobre el cauce. Poco después de superada la fuente Estrimal hace una ancha curva de 180 grados a la izquierda. En el primer recodo nace la senda que desciende al Pueyo de Jaca siguiendo el cauce del río, en el segundo recodo, nace la senda a Hoz de Jaca. Aquí hay dos alternativas: seguir por la pista o ascender por los senderos tradicionales que surcan el bosque. La pista puede ser la alternativa más rápida pero no la más bonita. Como, además, quería conocer el sendero que subía a Sabocos (PR-HU 95) continué a la derecha por la senda balizada hacia Hoz de Jaca.

Esta senda, bien trazada y en algunos tramos empedrada, es de gran belleza. Accesible y muy próxima a Panticosa nos introduce rápidamente en un ambiente húmedo y umbrío muy agradable. Siguiendo su trazado sin dificultad vamos ganando altura sumergidos en un tupido bosque de hayas, avellanos y abedules. Superado el barranco Yanel alcanzamos una primera bifurcación balizada únicamente con una pequeña tablilla sujeta al tronco de un arbol que indica la dirección a Hoz de Jaca (a la izquierda según el sentido de la marcha). A la derecha continua el sendero al Pueyo de Jaca por el puente de las Palizas (sin indicación). Continúo hacia Hoz de Jaca y, poco después, alcanzo una segunda bifurcación, esta sí, bien balizada. A la izquierda asciende el PR-HU 95 hacia el ibón de Sabocos.

La senda al ibon de Sabocos continua remontando por el bosque en suaves lazadas. Bien marcada sobre el terreno no tiene ninguna dificultad para seguir su trazado. Sin embargo, al salir del bosque, su traza se pierde por completo. Esta es la gran dificultad del itinerario en sentido inverso, encontrar el inicio de la senda en el linde del bosque. Yo continuo intuitivamente hacia el este y, en dos o tres minutos, alcanzo el edificio de un refugio de cemento bastante deteriorado hasta el que llega una evidente pista. Para encontrar la traza de la senda en sentido contrario, una vez alcanzado el edificio del refugio hay que continuar la marcha con la misma orientación de la pista, lo mas cerca posible de la linde del bosque (a la derecha), hasta encontrar las trazas del sendero que nacen justo en el linde sin nigun balizamiento artificial ni referencia natural.

Continuo por la pista hacia el este con muy buenas vistas sobre la Sierra de Partacua, Pico Cochata, Pico Pacino y Peña Foratata. Sin embargo, conforme camino veo que esta pista conecta con la pista principal de acceso al Area de Petrosos que había abandonado al principio de la actividad, y me doy cuenta que la senda de Sabocos ha terminado al salir del bosque. No pensaba que la senda llegase hasta el ibon pero si hasta el Area de Petrosos o, sin subir hasta Petrosos, se dirigiera hacia el Area del Valle de Sabocos. El tramo de senda ha sido demasido corto y el itinerario del PR un poco desilusionante.

Poco antes de conectar con la pista de acceso al Area de Petrosos, continuo por un sendero balizado a la derecha que, a media ladera, conduce hasta un vetusto refugio de madera junto a la pista principal, más arriba del cruce de pistas. Desde aquí hasta la proximidades del ibón de Sabocos seguiremos la sencilla red de pistas de la estación de esquí. No es complicada pero está escasamente balizada por lo que resulta conveniente llevar un mapa si no se conoce la zona.

Poco antes de llegar a la caseta del remonte de Selva Verde una senda a la izquierda se dirige hacia un pequeño refugio de pastores en el desague del ibon de Sabocos. Conforme descendemos ganamos perspectiva sobre la impresionante ubicación del ibón. Ya no hay rastro de las instalaciones de la estación de esquí que nos han acompañado desde que abandonamos el bosque y la naturaleza se apodera del paisaje de forma inmediata y agresiva. Los potentes relieves de las Sierra de Tendeñera, vertical y rocosa, contrastan con la superficie lisa del ibón y los verdes pastos que lo rodean. La parte más dura de la actividad, el largo ascenso por pista a traves de las desnudas instalaciones metálicas de la estación, ha quedado atras. Sólo queda el ascenso hasta el collado de Sabocos y un largo descenso hasta Panticosa siguiendo el curso del río Bolática.

Al collado de Sabocos hay que ascender intuitivamente (no hay trazas de camino) por las pendientes más practicables que se levantan al este, justo al otro lado del desague del ibon. Las rampas se hacen cada vez más duras hasta alcanzar el collado que se abre en la dorsal que une la Sierra de Tendeñera con la Punta Fazeras. Estamos en el punto más alto del itinerario y las vistas son espectaculares. Los pastos, dominantes hasta ahora, dan paso a la roca y al vacio que se abre bajo la pared norte de la Peña Forato. El esfuerzo de la incómoda subida al collado se ve recompensado por unas vistas extraordinarias, de gran verticalidad y profundidad.

Desde aquí hasta Panticosa todo es descenso. Hasta el Rincón Verde, cabecera del barranco del río Bolática, el descenso es de significativa pendiente, después, alcanzado el caude del río, es más suave y apacible. La primera parte del descenso está dominada por el fronton rocoso de la Peña Forato que atrapa la vista continuamente por su tamaño y verticalidad. Después el paisaje modera su dureza y termina por convertirse en un agradable paseo junto al río.
Alcanzado el Rincon Verde, con la Sierra de Tendeñera a nuestra espalda, los pastos vuelven a dominar el paisaje en el que destaca la vigorosa cascada del torrente que desciende del collado de Tendeñera. La parte alta del barranco, de suave pendiente, permite disfrutar de buenas panorámicas sobre el macizo de Argualas y los relieves superiores del Balneario de Panticosa. Descendiendo junto al río Bolática alcanzamos primero el refugio de O Cantal y, poco después, cruzamos a la margen derecha por un puente en buen estado (la pista nos lleva hasta un vado pero nosotros debemos continuar por la margen izquierda siguiendo la traza de una pista menos evidente hasta alcanzar el puente). Superado el refugio de la Ripera hay que estar muy atentos ya que, muy poco después, nace a la izquierda una senda que nos conduce hasta un puente de cemento oculto en las profundidades del barranco que, poco a poco, comienza a encajarse en el terreno.

Siguiendo la pista llegaríamos igualmente a Panticosa, pero su trazado es más largo y monótono. Es más recomendable descender por la senda que, cruzando el río, se introduce en el bosque y desciende hasta Panticosa siguiendo su cauce. Descendiendo por la senda, además de disfrutar de la sombra del bosque, podremos apreciar la profunda transformación del barranco que se ha convertido en un estrecho y encajado cauce fluvial.

10 junio 2010

10k Zaragoza

Después de la anulación de la Carrera del Ebro esta prueba se había convertido en el gran objetivo de la temporada. El buenísimo resultado del año pasado (40´:00¨ oficiales) permitía pensar que derribar la barrera de los 40´y correr por debajo de 4 minutos el kilómetro era posible. Sin embargo, este año, las cosas no están saliendo demasido bien.

Los entrenamientos eran buenos, pero no excelentes. Los ritmos a los que salían las series eran demasiado justos para tener confianza en una marca por debajo de 40'. Series de 6 miles a 3´:53¨, con un minuto y quince segundos de recuperación, no ofrecían ninguna garantía. Sin embargo el problema no han sido las series, si no lo que vino después. Un día desconocido para mí. Nunca me había ocurrido, pero esta temporada ocurrió. Después de acumular buenos entrena- mientos con una continuada progresión en los ritmos, llegó el dia en que nada sale: no tienes ritmo, no tienes fuerza, no tienes nada dentro... no tienes explicación y pierdes toda la confianza. ¿Donde estaba todo el buen entrenamiento acumulado durante la temporada?.

¿Qué había pasado? ni idea, pero sobreentrenamiento creo que no. Tres días de series en cuatro semanas, entrenando tres dias a la semana no creo que sea sobreentrenar. Pero si no es sobre entrenamiento qué es. Ciertamente en verano, con calor, mi rendimiento es menor pero las sensaciones son buenas. Siento fuerza en las piernas. Sin embargo este año ha sido diferente, un gran vacio después de muy buenos entrenamientos. ¿Dónde se fueron las fuerzas?

Con este panorama, muy desanimado, los entrenamientos finales fueron para presentarme en la línea de salida con algo de confianza y alguna energía que poder gastar. El resultado no importaba demasiado en estas condiciones. Al final me presenté porque sabía que me iba a pesar más el no participar que el participar y arriesgarme a una frustración total.

Finalmente las cosas salieron BIEN. No sufrí demasiado, incluso los 5 primeros kilómetros los corrí bastante cómodo junto a la liebre de 40 minutos ( pasando por el PK5 en 19´:51¨), pero la realidad de mi estado de forma se impuso. Entre el Km5 y el Km 6 empiezo a notar que el ritmo es un poco exigente y me descuelgo de la liebre. Primero un poco, en el PK6 todavía está bastante cerca. Pero en los toboganes que se suceden entre el PK6 y el PK8 las diferencias aumentan de forma considerable. Me abandono un poco en las subidas y trato de mantener el ritmo en el llano. Las sensaciones no son malas, parece que no me voy a hundir y que voy a terminar la prueba muy dignamente, pero estoy entregando bastante tiempo. Al final 40´:50¨, a un ritmo de 4´:04¨ el kilómetro, bien, para lo mal que podía haber ido.

Este tiempo me clasificó en el puesto 158 absoluto a 10´:27¨ del ganador. El resumen de tiempos es el siguiente:



Para saber mas:
http://franciscomate.blogspot.com/2009/06/10k-zaragoza-2009.html
http://www.10kzaragoza.com/

23 abril 2010

¿Qué son las carreras de montaña?

Después de participar por segunda vez en la carrera de montaña de Osan y verificar las profundas diferencias que existen entre esta prueba y la Carrera del Ebro, pruebas que se disputan fuera del asfalto, he sentido la necesidad de conocer un poco mejor cuáles son las características de este tipo de pruebas.

Lo primero que hay que advertir es que las carreras que se disputan fuera del asfalto, que podríamos denominar como carreras de montaña, no tienen unos estándares comunes y hay que estudiar detenidamente la información que suministra cada organizador sobre distancia y desniveles para saber a qué tipo de prueba nos enfrentamos. No obstante existen dos tipos de reglamentación: la reglamentación FEDME (Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada) y la reglamentación RFEA (Real Federación Española de Atletismo) y si el reglamento de la prueba hace referencia a algún tipo de homolación FEDME o RFEA ya podemos tener una primera referencia.

En resumen podemos decir que la reglamentación FEDME es mas exigente en distancias, desniveles y sobre todo en el terreno por el que puede discurrir la prueba. Son recorridos a partir de 21 kilómetros de distancia y un mínimo de 1000 metros de desnivel acumulado positivo. El recorrido será siempre por caminos y pistas (carriles) no asfaltados y no podrá discurrir mas de un 50% por pistas transitables para vehículo. Además pueden hacerse ascensos y descensos con cuerdas aunque la zona de trepada no puede superar el grado II de dificultad o los 40º de pendiente. Como podéis comprobar no es el tipo de prueba donde se pueda correr con ritmos rápidos.

La reglamentación RFEA es mucho menos precisa. En el sitio web de la RFEA no he encontrado la reglamentación específica de este tipo de pruebas aunque sí existe un campeonato de españa de carreras de montaña rfea. Este año se celebrará el 13 de junio en La Rioja en una sede todavía por designar. También se celebra un compeonato de europa de carreras de montaña según reglamentación EAA (European Athletic Federation) que este año se celebrará en Bulgaria. Buceando en el sitio web de EAA he encontrado el reglamento de este tipo de pruebas y como he dicho es muy somero, tan sólo hace referencia a la distancia máxima y al desnivel máximo acumulado en ascenso (12 kilómetros y hasta 1200 metros de desnivel positivo acumulado). Y tampoco hace referencia al tipo de terreno por el que deberá discurrir el itinerario.

Por lo tanto no todas las carreras de montaña, aunque se denominen así, son iguales. Y dentro de cada familia tampoco, en la reglamentación FEDME se distingue entre carrera por montaña y carrera vertical por montaña. Es necesario analizar cada prueba para ver cuál puede adaptarse mejor a nuestras cualidades atléticas.

En cuanto a los calendarios, el calendario oficial RFEA, al margen de las pruebas que puedan organizarse siguiendo sus criterios, tiene dos pruebas:
13/06/2010 Campeonato de España
04/07/2010 Camponato de Europa
El calendario oficial FEDME, al margen de las pruebas que puedan organizarse siguiendo sus criterios, tiene las siguientes pruebas:
Carreras por montaña:
02/05/2010 XI Cursa de Montanya Vall de Soller (Mallorca)
30/05/2010 VI Puyada a Oturia (Sabiñánigo/Huesca)
18/07/2010 VI Camille Extreme (Isaba/Navarra)
05/09/2010 VIII Cross de Montaña Subida al San Millán (Pradoluengo/Burgos)
26/09/2010 X Fons de la Tardor-La Vall d´Uixó (Castellón)
10/10/2010 Carrera de Montaña de Vitoria-Gasteiz

Carreras verticales por montaña
Carreras internacionales (skyrunning)

19 abril 2010

Osan Cross Mountain (18-04-2010)

Después de probar en 2008 en la primera edición de la Osan Cross Mountain ya me di cuenta de que las carreras de montaña no eran una disciplina atlética que se ajustara a mis cualidades (comparándola con las pruebas en asfalto), por eso no las incluyo en la planificación de mi temporada. Sin embargo, este año el calendario está siendo bastante anárquico, sin un objetivo claro.

La suspensión de la Carrera del Ebro, una prueba off road (fuera de asfalto) pero que nada tiene que ver con las carreras de montaña como la de Osan, ha trastocado la planificación de este año pero me ha permitido conocer otras pruebas, como la de Alcaine, que resultó ser muy adecuada, y repetir en otras de mejor o peor recuerdo como la de Osan.

El recuerdo que tenía de la edición de 2008 era que en las subidas no se podía correr, sólo andar deprisa, y en la bajadas tampoco (por lo menos a mí me resulta muy incómodo y disfruto muy poco en estos descensos tan pronunciados y de piso tan suelto, no tengo confianza en los apoyos y siempre pienso en apoyar bien y no tanto en impulsar y correr deprisa). Tampoco se podía mantener un ritmo estable y sólo se podía correr en los pastos superiores. Los recuerdos no eran demasiado gratificantes pero el lugar es impresionante y el desnivel y distancia bastante asequibles en comparación con otras carreras de montaña. Además una foto con la cascada de Santa Orosia al fondo bien merece un esfuerzo.

La carrera parece que se ha consolidado, por lo menos eso parece viendo el número de participantes y los recursos de la organización. En el 2008 participamos 78 corredores y acabamos 69, este año han participado 249 atletas. En 2008 apenas una pequeña mesa para la megafonía indicaba el lugar de salida en la plaza del pueblo, en 2010 además de la carpa para las migas había dos arcos publicitarios y control de firmas (vaya nivel).

En cuanto a la prueba, el día no parecía que fuera a aguantar sin lluvia pero, al final, el tiempo acompañó y nos permitió disfrutar de la prueba en toda su gradeza atlética y paisajística. No hacía demasiado frío y tampoco viento. La salida se retrasó en media hora, seguramente por el aluvión de inscripciones el día de la prueba, pero una vez lanzada todo fue bastante bien. Mi plantemiento no era nada ambicioso: intentar ir al ritmo máximo que en cada momento me permitiera el terreno. No tenía ni referencias de tiempo (la edición del año 2008 se realizó en sentido inverso) ni una marca a batir. La estrategía era sencilla apretar lo máximo en la subida y bajar con seguridad.

Hasta Yebra de Basa el grupo era muy compacto y la senda estrecha por lo que no se pudo correr y tampoco hacía falta molestar ni molestarse. Hasta el control de Yebra de Basa el objetivo era mantener con comodidad la posición en la fila que se iba formando. Después de este control venía la esencia de las pruebas de montaña el desnivel, la distancia e ir tanteando como respondía el cuerpo a la exigencia del terreno. No estaba especialmente motivado pero a partir de la ermita de las Arrodillas empecé a encontrar un ritmo rápido de ascenso, caminando, pero con fuerza y continuidad. Fui superando varios grupos e incluso me permití correr para salir bien en la foto de la cascada. El falso llano hasta la ermita de Santa Orosia fue la parte donde más disfruté, pero ahí, en el control de la ermita, se acabó la gasolina. Me avituallé un poco pero los pastos superiores, donde recordaba haber corrido con fuerza en la edición de 2008, fueron un querer y no poder. Muchos de los que adelanté subiendo me pasaron antes de iniciar el descenso. Finalmente llegó el descenso a Isún y acabaron todas mis ilusiones, si el decenso del 2008 lo recordaba flojo, el descenso del 2010 fue peor. No sólo no podía correr sino que solo pensaba en apoyar el pie, no resbalar y no lesionarme, no pensaba en la velocidad sólo en la seguridad y esto hacía que incluso me apartara para dejar pasar a otros corredores que a mi parecer iban como locos arriesgando demasiado, pero sus piernas y sus tobillos eran más fuertes que los míos. Al final llegué a la meta muy justito pero muy contento.

Ningún dolor, ninguna lesión y una subida a Santa Orosia muy reconfortante. Además pude disfrutar de las magníficas vistas sobre la Sierra de Partacua muy nevada, aunque parcialmente cubierta por la nubes, cuando medio corría por los pastos superiores y de las aéreas vistas sobre el valle del Gállego y del río Basa que se tienen cuando corres por la faja rocosa de la bajada a Isún. La primera curva del descenso es espectacular.

Finalmente quedé en el puesto 92 de 249 atletas, con un tiempo final de 1h:56´:01. En cuanto a los parciales estos son lo que tomé entre los distintos controles:


Para saber mas:
osancrosmountain.blogspot.com
También te puede interesar:
Osan Cross Mountain (16-08-2008)
Carrera de montaña de Alcaine (07-03-2010)

01 abril 2010

Liga Aragonesa de Orientacion a Pie. San Jorge (28-03-2010)

Siguiendo con el calendario de orientación a pie de este año, el sábado 28 de marzo participé en la prueba disputada en los pinares de San Jorge, a medio camino entre Zaragoza y Huesca, junto a la autovía. En este mapa siempre había tenido buenas participaciones, es un mapa con bastante relieve y una cobertura de pinar homogénea y muy contínua.

Con muy buen tiempo, otra vez, comencé la prueba con la ilusión de continuar con la misma tónica de buenas actuaciones de las últimas pruebas y la confianza de correr en un mapa en el que me desenvolvia bien. Al mirar el recorrido me llamó la atención la cantidad de veces que se cruzaban los tramos entre balizas, el recorrido constaba de tres bucles que compartían una misma baliza por la que había que pasar tres veces. Había que olvidarse del tradicional recorrido cuasi circular y prestar mucha atención a la baliza que tocaba buscar.

Resuelta esta primera dificultad enseguida me centré en el recorrido. El primer bucle, de cinco balizas, resultó ser el más cómodo y rápido y me costó casi 40 minutos. Evidentemente algo iba mal: o iba muy despacio o el recorrido iba a ser muy largo. Algo asustado continué tratando de racionalizar esos tiempos y pensando que las prestaciones eran muy similares a otras pruebas, sin fallos gruesos y acertando en la orientación fina. Eso sí, en el tramo de la baliza cuatro a la cinco me di cuenta de que los pinares habían cambiado mucho desde la primera vez. Ahora eran muy poco penetrables. Los troncos estaban completamente tapizados de ramas secas casi desde la base y estas ramas se entrecruzaban con las de los troncos proximos y el tránsito por el pinar era muy incómodo.

El segundo bucle, de seis balizas, fue el más técnico y entretenido, de tramos bastante homogéneos en distancia y dificultad. Se desarrollaba por la parte más occidental del mapa, quizá la de mejor terreno para la orientación, y fue la parte más bonita de la prueba. Emplé 43 minutos en hacer el bucle.

El tercer bucle de cinco balizas, era de tramos largos y las fuerzas y las ganas comenzaban a flaquear. Ya llevaba una hora y media y en este horario es cuando debía terminar, pero hoy, todavía quedaba mucha prueba. No perdí concentración pero la elección de ruta comenzó a ser menos eficiente y buscando siempre terrenos cómodos, huyendo del pinar con el que ya estaba cansado de luchar. Iba más despacio buscando más referencias y por rutas menos directas. Este bucle y las dos últimas balizas lo hice pensando en terminar. Este último bucle me costó 45 minutos. Finalmente, manteniendo unas prestaciones bastante constantes, y sin errores de bulto llegué a meta empleando 2 horas y 16 minutos. Hacia años que no superaba la frontera de las 2 horas (desde los tiempos oscuros del dificil aprendizaje, de las salidas de mapa y de las pérdidas de ubicación en el terreno).
Cuando vi en la clasificación que el ganador de la categoría H-35 había empleado 1 hora 47 minutos, confirmé las suposición inicial de que la prueba era demasidao larga para los estándares habituales (1 hora para el ganador). En la primera clasifciación provisional estaba tercero, al final, quedé en quinta posición, un "top five" que mojaraba el "top ten" de Luco pero a mayor distancia del ganador (29 minutos).
Ahora toca descansar de orientación. El calendario se reanuda en Junio y, después, con el grueso de las pruebas en Octubre y Noviembre. Cuando retomemos la temporada estas pruebas parecerán de la temporada anterior.

22 marzo 2010

Liga Aragonesa de Orientacion a Pie. Luco de Jiloca (14-03-2010)

El domingo 14 de marzo de 2010 comenzó la Liga Aragonesa de Orientación a pie del año 2o10, y esta Liga ha comenzado como terminó la anterior, con muy buenas sensaciones. Continúa la tónica de gran concentración en los tramos y pocos errores en la orientación fina. Con pocas pérdidas de tiempo sobre las mejores prestaciones posibles el resultado, décimo (top ten) a 16 minutos y 3 segundos del ganador, es algo peor que los del año pasado pero se aproxima mucho a mis mejores prestaciones posibles. Realmente una gran carrera en un día espléndido

El inicio de la temporada tenía otro aliciente: el mapa de Luco de Jiloca era un mapa nuevo y había que comprobar las posibilidades del terreno. En resumen, el terreno cartografiado se desenvuelve por las profundas barranqueras que descienden al río Jiloca, es un mapa de mucho relieve (apenas es necesaria la brújula) con pendientes realmente duras y cobertura vegetal escasa y no muy uniforme. Los tramos que tocaba subir fuertes repechos se dejaban notar en los tiempos. En algunas pendientes casi podías apoyar las manos.

Yo esperaba poder correr en los pinares que se ven desde la autovia al iniciar el descenso hacia el embalse de Lechago, pero parece que esos pinares se reservan para la prueba de Liga de Nacional que se celebrará en Calamocha el año que viene. En resumen, el terreno no es el que mejor se ajustaba a mis cualidades.

Para terminar la mañana, al finalizar la prueba, estaba convocada una Asamblea pre constituyente de lo que parece que va a ser la Federación Aragonesa de Orientacion (FARO). Los trámites están muy avanzados y todo parece indicar que cuando se resuelvan los flecos legales de los Estatutos quedará definitivamente constituida. Hasta que eso ocurra ya se han establecido algunos grupos de trabajo y una pequeña Junta gestora que nos brindó una agradable Asamblea al calor de unas brasas (algo cayó para comer).

Para sabeer mas:
Club ibon de orientacion

14 marzo 2010

Carrera de montaña de Alcaine (07-03-2010)

Finalmente me animé a correr la carerra de montaña de Alcaine. La distancia y desniveles eran asequibles para mí. La fecha y el lugar excelentes. Como, además, este año no se celebra la Carrera del Ebro, no tenía ninguna excusa para no ir.

La prueba, de 14,1Km, tenía la salida y llegada en la plaza del Ayuntamiento de Alcaine. Y, dada la ubicación del pueblo, tenía dos bucles: uno por la margen derecha del río Martín, bastante suave, y otro por la margen izquierda, mucho mas duro, por los relieves del alto de Benicozar que se ubica encima del pueblo.

Antes de empezar la carrera no tenía ningún tipo de información sobre el recorrido (el gráfico sobre los desniveles que estaba colgado en el sitio web no era suficiente información para elaborar una estrategia) por lo que la estrategía no estaba definida. Saldría a correr según sensaciones, fácil pero poco eficiente.

En cuanto a la descripción de la prueba decir que la primera bajada hasta el río fue bastante incómoda tanto por la longitud como por el duro desnivel. Después, el breve tramo junto al río, bajo los farallones rocosos en los se asienta el pueblo, es tan espectacular que te olvidas de ritmos y distancias. La prueba comienza realmente al cruzar la estación de aforo e iniciar el bucle de la margen derecha del río Martín, bucle suave (salvo una cuesta no demasiado larga) en el que se puede correr con ganas y coger ritmo.
Al volver a cruzar a la margen izquierda, la prueba cambia totalmente. Se inicia una dura subida al pueblo por un acceso empedrado espectacular, muy exigente. Se atraviesa el pueblo y se comienza el bucle del alto de Benicozar.
Atravesar el pueblo resultó lo más duro y lo más bonito de la prueba. El terreno no daba ninguna opción a estrategias o ritmos, es realmente un "subidón" en el que no hay tactica ni tecnica sólo fuerza-resistencia. Hay que esforzarse al máximo tanto si puedes subir corriendo como si tienes que subir andando, es agónico en cualquier caso. Pero tienes la ayuda y calor del público. Una vez superado el tránsito por el pueblo y recuperadas las pulsaciones las sensaciones son fantásticas.
El bucle del alto de Benicozar es más largo y mas aburrido. Tiene demasidos kilómetros de asfalto y el recorrido de ida y de vuelta coincide íntegramente. Superadas las fuertes pendientes del pueblo la subida al alto es menos exigente y permite acomodarte a un ritmo. La bajada es ya correr a tope con lo que quede.

Una vez finalizada la prueba el resumen es que tiene suficiente aliciente como para repetir si se respetan los parámetros de distancia y desniveles. A mi modo de ver el lugar no es terrero para una prueba como la Carrera del Ebro, más larga pero con desniveles mucho menos exigentes, que se puede correr a ritmo. Pero sí un terreno para carreras de montaña de sucesivos esfuerzos explosivos o de resistencia que pueden ser muy atractivos para cualquier competidor. El lugar es fantástico para una prueba de estas características y hay terreno de sobras para mejorar el recorrido.

El resultado final fue bastante bueno ocupé la posición 28 de 91 participantes, con un tiempo de 1h:05´:13´´. El resumen de tiempos es el siguiente:





















Para saber mas
http://alcaine.blogia.com/2010/031001-amplia-repercusion-del-exito-de-la-v-carrera-en-prensa-e-internet.php
http://alcaine.blogia.com/2010/030701-gran-ambiente-y-alta-participacion-en-la-v-carrera-de-montana-rio-martin.php

01 marzo 2010

PR TE 41 Cervera del Rincón - Las Parras de Martín- Cascada del Pajazo


A finales del año 2008 la Confederación Hidrográfica del Ebro entregó a los Ayuntamientos de Martín del Río y Utrillas (en la Comarca de Cuencas Mineras) las obras de mejora y balizado del sendero entre Martín del Río y Las Parras de Martín, en la provincia de Teruel. El sendero conecta los espectaculares desfiladeros de los "hocinos" de las Palomas y de el Pajazo que hasta esta intervención se encontraban totalmente impracticables por la maleza.

Tras una primera visita al barranco de La Rambla (muy cercano al baranco de las Parras) y a la cascada del Pajazo, la recuperación de este sendero tenía un gran interés para mí ya que intuía que lo verdaderamente interesante se encontraba aguas arriba de la cascada del Pajazo pero, en mi primera visita, el hocino era intransitable. El barranco de la Rambla resulta imposible de remontar por eso, la posibilidad de remontar el barranco de las Parras (hasta la Las Parras de Martín e incluso hasta Cervera del Rincón), era un aliciente mas para realizar una nueva actividad en la zona. Realicé el recorrido desde la proximidades de la cascada del Pajazo (se puede acceder en coche hasta muy cerca de las edificaciones del antiguo poblado del Pajazo ) remontando el barranco de las Parras hasta Cervera del Rincón, pero, si tenéis posibilidad, es recomendable hacerlo en sentido descendente ya que las perspectivas sobre el hocino del Pajazo son realmente espectaculares.

Este nuevo sendero está codificado como derivación del PR TE 41 que une las localidades de Cervera del Rincón, Las Parras de Martín y Utrillas. Y así es como debe entenderse ya que el nuevo balizamiento sólo llega hasta el mirador habilitado sobre la cascada del Pajazo. Desde la cascada hasta Martín del Río el rastro de balizamiento es escaso y los continuos vadeos del cauce del barranco son antiguos y en muchos casos insuficientes.


Desde las ruinas del antiguo poblado del Pajazo remontaremos el cauce por la orilla izquierda del barranco siguiendo la pista (tablilla) que nace en la parte alta del poblado. Es mejor atravesar el poblado y alcanzar la parte alta (bifurcación derecha en el primer cruce) que continuar a la izquierda en la primera bifurcación y, tras atravesar una antigua era, continuar por un desdibujado sendero (tablilla). La pista no vadea el cauce y la senda inferior nos obligará a vadearlo en varias ocasiones (alguna de ellas muy complicada sobre dos troncos inestables). Cuando la pista gira en suave descenso hacia el cauce del barranco deberemos abandonarla a la derecha por una senda no demasiado evidente (se echa en falta un mejor balizamiento) que se derige en suave ascenso hacia la evidente salida del hocino el Pajazo. En pocos minutos alcanzamos el mirador sobre la cascada del Pajazo y conectamos con la derivación del PR TE 41 ya perfectamente balizado.




Comienza ahora el tránsito por el desfiladero del "hocino" del Pajazo, breve, pero abrumador no solo por lo angosto y repentino de su desarrollo sino por las dimensiones de los farallones calizos que lo definen. Limpiamente, sin transiciones, el cauce secciona un colosal estrato rocoso sin apenas dificultad. En las profundidades del desfiladero cruzaremos el cauce por dos puentes perfectamente habilitados y, justo a la salida, cuando tenemos las primeras vistas sobre el siguiente estrechamiento: el "hocino de las Palomas", cruzaremos un tercer puente para continuar por los relieves de la margen derecha del barranco.

El hocino de las Palomas no podremos remontarlo por el cauce, que se precipita en una hermosa cascada en el interior de una cueva, y deberemos continuar por una pista que remonta el estrato seccionado por el cauce por su margen derecha. No obstante si podremos acercarnos a la cueva de las Palomas para ver la cascada de su interior si continuamos remontando el cauce del barranco por su margen izquierda antes de cruzar el último puente. Merece la pena este breve trayecto de ida y vuelta (20 minutos) que nos introduce en las entrañas del hocino por una pasarela de madera colgada en la pared caliza.




De regreso en el tercer puente del hocino del Pajazo continuamos en ascenso hasta alcanzar el collado sobre el estrato calizo del hocino de las Palomas. Al otro lado el paisaje se amplía, los horizontes son mas profundos y el barranco se hace mas ancho. Pronto llegamos a Las Parras de Martín. Bordeando las casas del pueblo por el oeste alcanzaremos el puente sobre el barranco Sagra y, al otro lado del puente, unos paneles informativos.

Comprobamos ahora el buen trabajo realizado por la CHE ya que no sólo ha habilitado el sendero de los hocinos de Las Parras de Martín sino que ha balizado nuevos senderos. En concreto dos senderos que cruzan la Sierra de San Just: el PR TE 105 que conecta las localidades de Valdeconejos y Rambla de Martín (pasando por Las Parras de Martín) y el PR TE 106 que une las localidades de Las Parras de Martín y Mezquita de Jarque.

Cruzado el puente sobre el barranco Sagra continuo a la derecha en una bifurcación de pistas asfaltadas por la carretera que une Las Parras de Martín y Cervera del Rincón. Poco después de abandonar las últimas edificaciones del pueblo el balizamiento del PR TE 105 a la La Rambla de Martín abandona la carretera por una pista a la derecha. Yo continuo por la carretera hasta los corrales de la Aguzadera. En este punto todo hace pensar que el cauce principal del barranco continua por la ancha vaguada por la que discurre la carretera ,sin embargo, éste desciende por el resalte rocoso que se abre ál oeste de la mole de la Cruz de la Cerrada. No resulta dificil identificarlo frente a los corrales (a la izquierda) por su característico color rojizo.

En los corrales de la Aguzadera dejaremos la carretera y continuaremos a la izquierda por una pista que discurre junto al cauce del barranco de Las Parras (tablilla indicadora del PR TE 41 a Cervera del Rincón). La pista se convierte en senda al alcanzar unos prados y se aproxima al resalte rojizo por donde se precipita el cauce en una elegante cascada de tres tramos.Todo parece indicar que la senda acaba aquí (el balizamiento resulta claramente insuficiente), sin embargo, deberemos buscar las trazas de la senda que remonta el resalte por la margen derecha del cauce. No resulta dificil orientarse ya que la senda realiza varios zig zags pasando por las cuevas que se abren en el resalte y que han sido aprovechadas como parideras para el ganado. Alcanzada la parte superior la senda continua junto al cauce del barranco, llana, hasta volver a desembocar en la carretera de Cervera del Rincón aproximadamente 1,5Km antes del pueblo. Si bien este tramo no es tan espectacular como el de los hocinos ,la cascada y las cuevas del resalte conforman un paisaje de gran belleza y el curso superior del barranco es
un gratificante paseo sobre todo cuando el barranco lleva agua. Resulta muy recomendable completar el recorrido de los hocinos con este breve trayecto hasta la cascada del Chorredero aunque no se complete la excursión hasta Cevera del Rincón.





Para saber mas:
http://ecodiario.eleconomista.es/espana/noticias/877345/11/08/La-CHE-finaliza-las-obras-de-mejora-del-sendero-en-el-paraje-de-los-Hocinos-entre-Martin-del-Rio-y-Las-Parras.html

http://www.heraldo.es/noticias/aragon/teruel/la_cuenca_minera_acondiciona_sendero_entre_impresionantes_cascadas.html

02 febrero 2010

Esquí de travesía. 28ª TRAVESIA C.M. PIRINEOS - Formigal 2010

El próximo dia 14 de febrero de 2010, en las inmediaciones de la estación de esquí de Formigal, el Club de Montaña Pirineos celebra la 28ª edición de su tradicional prueba de esquí de travesía. Este año, además de formar parte de la Copa Aragonesa, es el Campeonato de España individual y por equipos por lo se espera una nutrida participación de competidores de toda España y un gran ambiente.

Sin embargo no es el Campeonato de España el motivo de este "post" sino que simultáneamente con la prueba competitiva se organiza un recorrido popular con el objetivo de potenciar este deporte, técnicamente complejo y potenciamente peligroso, entre el colectivo cada vez más numeroso de practicantes que no son competidores. El recorrido popular no es competitivo, sólo pretende ser un recorrido asequible, con riesgos controlados y seguimiento permanente por parte de la organización que anime al preocupado esquiador sin demasida confianza en sus posibilidades a practicar esta completa y divertida especialidad montañera.

La distancia entre el competidor y el practicante esporádico es muy grande y sólo la práctica en ambientes distendidos y con recorridos no demasiados exigentes (donde cada uno pueda practicar el esquí según su nivel) es productiva y gratificante. Este recorrido popular pretende ser la herramienta útil para progresar en la práctica de este deporte. Si te gusta el esquí de travesía pero desconfías de tus posibilidades y de si merecerá la pena el esfuerzo me gustaria animarte a participar en este recorrido popular.
Para saber mas:

01 febrero 2010

Calendarios de las Ligas Aragonesas de Orientación 2010

La sustancial modificación en el proceso de solicitud de las subvenciones a la DGA (que hasta ahora se hacía de forma individual por cada Club y que ahora debe hacerse conjuntamente a traves de la Delagación de la FEDO en Aragón) ha retrasado la elaboración del calendario de pruebas para el año 2010 que todavía es provisional.

Este es el adelanto de fechas y lugares:




Para saber mas:
noticia club ibon de orientacion

24 enero 2010

Calendario atletismo popular 2010 (2) Se suspende la Carrera del Ebro 2010


Una pena, pero se confirman los rumores de que la Carrera del Ebro no se va a celebrar este año por problemas económicos. Dificilmente sustituible en el calendario al ser una carrera diferente, con gran ambiente, en buenas fechas y muy cerca de casa.
La parte positiva, que tienen intención de seguir organzándola. La negativa, que quizá ha crecido demasiado deprisa y basada en apoyos institucionales no siempre accesibles. Yo creo que tienen que hacer un análisis riguroso de qué tipo de prueba quieren organizar (popular?), de los recursos que pueden obtener con ciertas garantías ( destinan el importe total? de las inscripciones a acciones de apoyo y ayuda de la UNESCO) y dimensionar la prueba y las espectativas a esos recursos.

Para saber mas:anuesport.org

11 enero 2010

VI ENCUENTRO INTERPIRENAICO RAQUETAS DE NIEVE (10-01-2010)

El pasado 10 de enero de 2010 se celebró en la estación de esquí de fondo de Somport el VI Encuentro Interpirenaico de Raquetas de Nieve organizado por la Federación Aragonesa de Montañismo, la Federacion Francaise de Montagne & Escalade y Acompagnaters en Montagne. Tenía ganas de conocer las sensaciones de progresar sobre nieve con raquetas. La moda de las raquetas de nieve es posterior a la técnica del esquí de travesía (cuando yo empecé a esquiar no existían las raquetas actuales ni la montaña invernal era accesible a un colectivo numeroso de montañeros) y siempre había pensado que el esquí era superior en prestaciones a las raquetas, no sólo por la posibilidades que da en los descensos, sino también por la seguridad y polivalencia en distintas condiciones de nieve. Quería contrastar mi estado de opinión al respecto con una prueba empírica y este Encuentro era una oportunidad inmejorable.

De Zaragoza salieron dos autobuses con animosos practicantes que nos acercaron hasta la estación de esquí de fondo de Somport. En el parking de la estación, con un día magnífico, nos equipamos con el material básico para este tipo de actividad (botas, polainas y raquetas para los pies, guantes y bastones para las manos, crema solar para la cara y gorro y gafas para la cabeza); y nos dividimos en pequeños grupos para realizar el itinerario.



Antes de empezar estan eran mis espectativas:

La técncica de las raquetas tenía que ser muy parecida a la técnica de cramponaje ya que la raqueta era un material plano, rígido y sin cantos. (La raqueta incorpora en la superficie de contacto con la nieve seis pequeños clavos para mejorar la adherencia en nieves duras)

Era una herramienta útil para nieves blandas y terrenos llanos. En nieves duras tendría muchos problemas de adherencia (los clavos son pequeños). En pendientes pronunciadas, al no tener cantos, habría que atacar la pendiente de frente o bien apoyar toda la supercie de la raqueta de forna lateral con una incómoda e insegura hiperextensión de los tobillos.



Después del breve recorrido por la dorsal que separa las estaciones de esquí de Candanchú y Somport (finalmente no se bajó hasta el bosque de Sasanet) estas son mis conclusiones:

A.- En cuanto a la técnica es lo más parecido a andar sobre nieve sin nigún elemento adicional. Es más útil cualquier práctica de andar sobre nieve por terrenos variados que andar con raquetas por una pista llana con nieve. Andar con raquetas no es lo dificil, lo dificil es andar por un terreno nevado y dominar con seguridad las dificultades de apoyar el peso en un terreno inestable. La raqueta no hace más fácil la progresión, sólo hace que te hundas menos y por lo tanto te canses menos.

B.- Sólo resultan verdaderamente útiles en terrenos de poca pendiente. Cuanto mayor es la pendiente tanto más incómodas e inseguras resultan porque al no tener cantos hay que apoyar siempre toda la superficie de la raqueta (para activar los clavos y hacer que sean útiles al morder la nieve) y cuanto mayor es la pendiente tanto mayor es la dificultad de apoyar toda su supeficie. En el ascenso puedes utilizar la técnica de apoyo frontal (las raquetas tienen unos dientes frontales en el patín movil que pueden morder la pendiente frontalmente) como si llevaras un crampón en lugar de unas raquetas. Pero en el descenso tienes que apoyar toda la superficie de la raqueta tanto si bajas de frente como si bajas a media ladera y ambas opciones son incómodas y tanto más difíciles cuanto mayor es la pendiente.

Además, en el descenso, la raqueta incorpora una dificultad adicional. Al ser una elemento rígido (como el esquí) transmite el apoyo del peso a toda su superficie. En el descenso, el apoyo del peso en el talón es un apoyo retrasado que se trasmite por toda la raqueta haciendo que se deslice hacia adelante incontroladamente (un apoyo retrasado en el esquí hace que pierdas todo el control sobre el mismo). La raqueta sólo permite estas dos alternativas o bajas de frente controlando la tendencia a deslizar de la raqueta o bien desciendes cruzanado el pie y la raqueta a la pendiente para evitar el deslizamiento (en escalera o haciendo una media ladera) y entonces exiges continamente la torsión lateral del tobillo (no quiero imaginar la tortura de una bajada larga, sería mejor quitarse las raquetas).



Para otra actividad quedan pendientes las tareas de contrastar las opiniones respecto a la calidad de la nieve, pero no parece descabellado pensar que, al igual que en el esquí, la mayor dificultad en la progresión con raquetas sea la calidad de la nieve. En terrenos llanos "todo vale", pero con nieves duras y nieves "costra" prefiero no imaginar las dificultades. Cualquier pendiente puede ser un reto sobre todo en el descenso.

Al respecto de la calidad de la nieve sólo una consideración que no había advertido inicialmente. Pensaba que las raquetas tenían que ser mas bien grandes para hundirte menos, pero después de esta actividad he advertido que es preferible todo lo contrario, unas raquetas mas bien pequeñas. La razón es que la raqueta hay que "sacarla del agujero" que ha creado al soportar el peso del cuerpo y en el proceso de compactación de la nieve una significativa cantidad de ella cae encima de la raqueta. Cuanto más grande es la raqueta más cantidad de nieve recoge y más peso hay que levantar. Además cuanto mas grande es la raqueta mas dificil es moverla con precisión y mas probable es que se atasque en los bordes de la huella dificultando la progresión.

Finalmente, las raquetas no soportan ningún tipo de comparación frente al esquí de travesia. Las raquetas no incorporan ninguna técnica adicional al andar, hacen más económica la progresión (según terrenos y nieves) porque al hundirte menos te cansas menos; pero limitan considerablemente las técnicas que puedes emplear (sin raquetas puedes cantear).

Para saber mas:
Comité de Raquetas de Nieve de la FAM